Temazcales para relajarte

posted in: Uncategorized | 0

Imagina un lugar en el que no sólo te relaje y limpie tu piel, sino que te libere de impurezas, te alivie dolores musculares, fortalezca tu corazón, depure la sangre y te cure de muchas enfermedades… y no se trata de un lugar común o de un costoso spa, sino de algo histórico y artesanal, en el que tu espíritu se mezcla con los antepasados y te ayude a sanar la mente y el cuerpo mediante el vapor.

En la época prehispánica, el temazcal se utilizaba para curar a mujeres, niños y ancianos; sin tabús ni complejos, la gente entraba desnuda y en grupos a un cuarto donde, entre cantos, plantas y vapor, realizaban un ritual con significado cosmológico; debido a que el temazcal representaba el interior de la tierra y era un lugar de tránsito entre el mundo de los vivos y el inframundo, se le concebía como la entrada al “más allá”.

El temazcal o casa de vapor es un baño empleado en la medicina tradicional y la cotidianidad de los pueblos del centro de México, este vapor es producido por el contacto del agua herbaria con las piedras al rojo vivo; cada hierba tiene cualidades medicinales distintas. La construcción de estos lugares son similares a la de los palacios y templos.

El vapor puede ser útil en muchos aspectos: devuelve al rostro la luminosidad perdida, depura y desintoxica la epidermis corporal, descongestiona las vías respiratorias y previene los resfriados. A diferencia de los baños termales o de vapor, el temazcal se enfoca en la sanación y curación del espíritu y cuerpo mediante hierbas, las cuales, junto con el calor de las piedras, provocan el sudor en nuestro cuerpo por medio de vapor medicinal.

En la actualidad existen distintos tipos de temazcales, los de meditación, sanación, especiales para mujeres embarazadas, niños o personas mayores, en algunos cantan y tocan tambores creando un ambiente místico y ancestral. La estructura del temazcal puede ser diversa en su forma, tamaño y material con el que están hechos, como de piedra o adobe con forma circular igual a la de un iglú o puede ser cuadrado; sin embargo, los fines son los mismos: brindar salud. Entre las plantas que se suelen utilizar se encuentran ramas de capulín, manzanilla, romero, ruda, hierba de san francisco, sábila, artemisa, caña de limón, eucalipto, entre otras.

Si quieres vivir una experiencia mágica, te recomendamos los siguientes sitios en los que puedes disfrutar de un baño de temazcal.

Tlaxcala

En San Francisco Tetlanohcan cada año se realiza la feria del temazcal, del 25 de septiembre al 9 de octubre, y existen alrededor de 500 saunas.

Morelos

El estado de Morelos es uno de los muchos lugares del país donde esta tradición sigue viva, por eso en Tepoztlán, Cuernavaca y Amatlán hay temazcales que debes probar, además de distintas opciones con centros culturales y naturales, en los que guías expertos harán que disfrutes del momento y puedas relajarte.

CDMX

Principalmente en Xochimilco, lugar en el que disfrutarás de diferentes centros turísticos y eco-turístico de más de tres hectáreas, también existen clubes deportivos donde encontrarás un temazcal autóctono, y se realiza una ceremonia cada tercer sábado del mes. La experiencia dura en conjunto entre seis y siete horas e incluyen actividades para liberar tu mente.

En el país existen muchos otros sitios turísticos que ofrecen dentro de sus hoteles un SPA con el baño tradicional temazcal, como en Querétaro, Nuevo León, Puebla y Guanajuato, por si prefieres que no esté al aire libre o en la naturaleza.

Si piensas llevar a cabo esta experiencia debes tomar algunas precauciones, por ejemplo: antes de iniciar una sesión se debe haber descansado entre 15 y 30 minutos, no es aconsejable entrar al sauna después de realizar esfuerzos físicos, como la práctica de algún deporte; se recomienda, también,  que las mujeres no entren al temazcal  durante la menstruación por la reducción en la presión arterial, y no debe usarse joyería de metal, ya que puede calentarse y quemar a los participantes.

La experiencia de estar en un temazcal es única e irrepetible, no te pierdas de este mágico momento para que te conectes con tu ser interior y la naturaleza.